Cambiemos: coalición minoritaria con gabinete desbalanceado – Argentina, 2017

Por Guadalupe GonzálezIvan Seira y Natan Skigin.

Las elecciones legislativas del 22 de octubre reconfiguraron el panorama político, aunque más en término de señales que de gobernabilidad. El cambio más drástico es la pérdida del 43% de las bancas del massismo. ¿Y la ola amarilla? Sirvió más como mensaje hacia 2019 que como poder institucional. Cambiemos, ya nacionalizado, mostró amplio respaldo popular y aumentó su cantidad de bancas, pero seguirá siendo una coalición minoritaria y desbalanceada. Minoritaria porque en ninguna de las dos cámaras del Congreso tendrá mayoría, aunque en Diputados rozará el quórum con aliados provinciales. Desbalanceada porque la fuerza legislativa de sus partidos aún no se traduce en su peso en el gabinete.

Ahora bien, más allá del excelente resultado en términos de apoyo electoral que mostró Cambiemos a lo largo y ancho del país, la variable institucional de renovación por mitades y tercios de la cámara de Diputados y Senadores, respectivamente, opera como insumo para que este caudal electoral no se traduzca en una mayoría en el congreso. Sin embargo, Cambiemos ha logrado tras esta elección reducir los costos transaccionales en materia de apoyo legislativo, esperando obtener mayores tasas de aprobación sobre las propuestas oficialistas.

Así, tal y como se puede observar en los gráficos (al final hay más para divertirse), el desafío es ahora del Peronismo, en tanto la falta de resolución del liderazgo interno del Movimiento impactará en la coordinación de los distintos bloques que se identifican como tales. Principalmente, tendremos que prestar atención a la (des)coordinación de los bloques identificados como kirchneristas y aquellos asociados a los gobernadores del interior del país. Será crucial determinar si el Peronismo vota alineado y ejerce presión en conjunto aunque no tenga un liderazgo central o si continúa fragmentado favoreciendo al oficialismo. La experiencia, la intuición y los análisis insinúan que predominará lo último. Al menos hasta que se acerquen los próximos comicios.

En diputados, el PJ sumado al FpV cuenta con un contingente de 86 legisladores, sin contar los bloques más pequeños como el Frente Cívico por Santiago, cuyo alineamiento legislativo aún es incierto. En tanto el oficialismo aparece con un contingente de 107[1] diputados que presumiblemente serán disciplinados en el recinto y que, sin embargo, resulta insuficiente para constituirse como mayoría. Por tanto, tal como mencionamos anteriormente, deberán generar consensos con otras fuerzas para poder aprobar la legislación, en el marco de un panorama político altamente favorable para el oficialismo. La fragmentación en las cámaras es consecuencia, entre otras, de un Peronismo dispar que fue unificado en apenas un puñado provincias.

La historia en el Senado es similar, pero con dos salvedades. En primer lugar, el favorable resultado electoral en algunos distritos (Jujuy, La Rioja, Buenos Aires y Santa Cruz) le aportó más bancas que las esperadas al comienzo de la campaña. Actualmente, Cambiemos se alza como el bloque con mayor cantidad de senadores propios, con 24 (que se transforman en 25 al incorporar al Frente Cívico y Social por Catamarca, que adhiere a Cambiemos). En segundo lugar, la división del Peronismo también se traslada en este recinto, facilitándole la vida al oficialismo nacional. Una potencial división entre kirchneristas (24 senadores) y el PJ tradicional (7 bancas) puede dejar a Cambiemos en las puertas de ser la primer minoría y, así, cambiar una tradición política argentina desde el retorno a la democracia: que un gobierno no peronista pueda inclinar la balanza a su favor en el Senado. Aún así, más que en la Cámara de Diputados, el desafío aquí será generar consensos que permitan aprobar la agenda oficialista.

Finalmente el índice de coalescencia (Amorim Neto 2002) permite dar cuenta de cómo se reparten los ministerios en función del peso en el Congreso que tenga cada miembro de la coalición. El índice, calculado en función de los escaños de la Cámara de Diputados, arroja valores similares al de la anterior composición del Congreso: 0,60 para el período 2017-2019 contra 0,67 de la anterior composición. Esto quiere decir que el reparto de cargos en el gabinete no se configura precisamente en función a la relación de fuerzas existente en el recinto. Dicho de otro modo, el gobierno no ha designado a sus funcionarios como trade off por apoyo legislativo, aún con las últimas modificaciones en el gabinete de Macri (Agroindustria y Salud). La estrategia privilegiada pareciera indicar que “PRO puros” e independientes cubren la cuota que la literatura asigna al Presidente como “su porción del gabinete” designada a discreción.

El desbalance entre ministerios y bancas se explica por otros dos factores no menores. En primer lugar, por el avance legislativo de la Coalición Cívica, que no obstante sigue sin controlar puestos ministeriales. En segundo lugar, existen más elementos para pensar que Cambiemos se presenta como un nuevo tipo de acuerdo político entre partidos. Esto es, una coalición por funciones en donde alguno de sus actores concentra la toma de decisiones (PRO) mientras que otros socios se encarga del control parlamentario (UCR, CC-ARI, FE y aliados provinciales) y del control del territorio (UCR, en mayor medida).

En términos comparativos, si tomamos un estudio previo realizado por parte del equipo de investigación (Skigin y Seira 2016) el índice de coalescencia de Cambiemos para el período 2017-2019 lo acerca más a la Alianza por Chile (0,57) que a la Concertación (Chile, 0,85) o incluso a la Alianza (Argentina, 0,74).

[1]  www.lapoliticaonline.com/nota/109119/

El primer gabinete post-impeachment – Temer ’16, mayo 2016

Por Natan Skigin, Ivan Seira y Facundo Cruz

Luego de semanas de intensidad política en Brasil a raíz del inicio del proceso de impeachment contra Dilma Rousseff, ayer jueves 12/05 asumió provisoriamente la titularidad del Poder Ejecutivo el Vicepreidente Michel Temer. Con un nuevo gabinete presidencial consensuado con distintos aliados y designado para asumir el gobierno en esta etapa, desarrollamos la siguiente infografía para encontrar similitudes y diferencias con los anteriores.

Es importante señalar que Michel Temer (PMDBredujo de 31 a 22 ministerios el gabinete, agrupando algunos y suprimiendo otros. Las fuerzas quedaron distribuidas en favor del PMDB, que cuenta con un 27% de las carteras ministeriales, mientras que un 18% de los ministros entrantes no registran afiliación partidaria y, finalmente, el PSDB cuenta con un 17% de carteras ministeriales. En términos de Amorim Neto (1998) el gabinete registra una composición poco estructurada, donde el partido del presidente se reserva la mayoría de las carteras ministeriales, pero otorga cargos a una cantidad considerable de partidos y a ministros independientes o técnicos.

El mismo autor desarrolla el concepto de grado de colaescencia de los gabinetes presidenciales: mide qué tan proporcional es la asignación de carteras en base a la distribución de fuerzas en el Congreso. Mientras más se acerca a 1 el valor, los partidos que integran el gabinete reciben una cantidad de ministerios similar a la proporción de bancas que le aportan a la coalición. En cambio,si el valor es más cercano a 0, menos proporcional es el reparto

Calculamos el grado de coalescencia de los gabinetes presidenciales en Brasil. El primer gabinete de Michel Temer arroja un valor de 0.72: más alto que a lo que están acostumbrados los presidentes brasileños. En lo que respecta a los gabinetes de Dilma Rousseff ambos rondaron la media de 0.6 (dato aportado por Paula Clerici). Los demás dieron los siguientes valores, tomados de Amorim Neto (2006): Lula 0.55, Cardoso 0.58, Itamar 0.48, Collor 0.39, Sarney 0.65

En lo que respecta a la distribución de fuerzas en el Congreso, en la cámara baja siguen distribuidas a favor del PT, quien se consolida como la primer minoría con 69 (13.4%) diputados, mientras que el PMDB cuenta con un bloque de 65 diputados (12.6%). No menor es la composición de los bloques en diputados donde el bloque legislativo más saliente es el conformado por el PP, PTB y PSC, que cuenta con 73 diputados, mientras que el bloque del PMDB y el PEN es el segundo con un total de 70 bancas.

En tanto en el senado federal el actual partido de gobierno se constituye con una primer minoría fuerte con 19 senadores, que representan el 23,4% del total de los representantes regionales de Brasil, en tanto la segunda fuerza es el PSDB, que cuenta con 11 senadores (13,5%), estratégicamente recompensado con tres carteras ministeriales.

Será el desafío del PMDB el poder articular de manera eficiente las estrategias de negociación en el congreso para poder lograr mayor apoyo para su agenda legislativa y aumentar los niveles de gobernabilidad.

Para más información, se recomienda las siguientes notas periodísticas:

Michel Temer faz anúncio oficial de seus ministros. Veja quem é quem, El País Brasil, 12 de mayo de 2016.

Estos son los nuevos Ministros del gobierno de Temer, Notimerica.com, 12 de mayo de 2016.

Michel Temer conformó nuevo gabinete de Brasil con dos ex ministros de Dilma“, 24horas.cl, 12 de mayo de 2016. 

Cámara de Diputados – Brasil, Mayo 2016

Diputados Brasil 2016

Senado – Brasil, Mayo 2016

Senadores Brasil 2016

Fuente: Cámara de Diputados – Brasil / Senado – Brasil

Experiencia en la Cámara de Diputados – Argentina, 1983-2015

Por Paula Clerici

Desde la transición democrática en 1983 y hasta el recambio de bancas de diciembre de 2015,  la Honorable Cámara de Diputados de la Nación ha contado con 1843 representantes. La gran mayoría de ellos (77%) ha ocupado la banca durante un período solamente siguiendo en importancia el porcentaje de aquellos que estuvo al frente del escaño en dos oportunidades (17%).

La diputada Graciela Camaño es quien posee la más amplia trayectoria en la cámara durante el período analizado con seis mandatos, accediendo a todos ellos mediante elección ciudadana. En orden decreciente con cinco mandatos le siguen los diputados Elisa Carrió, José María Díaz Bancalari, Oscar Lamberto, Jorge Matzkin, Alberto Natale, Lorenzo Pepe y Carlos Raimundi. Con anterioridad a 1983, los diputados socialistas Nicolás Repetto y Enrique Dickmann registran el récord de mandatos con nueve y siete respectivamente.

Alrededor de un 12% de los diputados nunca fue votado en elecciones sino que han accedido al asiento debido a la renuncia o al fallecimiento del diputado en ejercicio mientras que el 67% de los representantes solo fue elegido en una oportunidad.

Cambiemos: un gabinete de coalición desbalanceado – Argentina, 2015

Tras la designación del nuevo gabinete, que funcionará bajo la órbita del gobierno de Mauricio Macri, el Grupo de Investigación “Coaliciones Políticas en América Latina: Análisis en Perspectiva Multinivel” realizó la siguiente infografía.
Comparamos la composición de las carteras ministeriales con la distribución de bancas en Congreso de la Nación para medir cuán balanceado estará el Gobierno entre los integrantes de Cambiemos (PRO, UCR y CC-ARI). Lo que observamos es que, si bien concedió lugar a partidos aliados, técnicos e independientes, PRO se reservó el 50% de los ministerios.
Gráfico N° 1. Distribución carteras ministeriales Argentina. Coalición Cambiemos.

Según lo planteado por Zelaznik (2001) esta decisión refleja una estrategia común entre los presidentes latinoamericanos: reservarse para si mismo (al menos) el 50% de las carteras ministeriales. En este sentido, todo presidente es el formateur de la coalición de gobierno con mayor poder que sus socios y aliados. Por otro lado, si bien PRO privilegió dirigentes partidarios propios en ministerios de gran importancia (Jefatura de Gabinete, Interior, Transporte, Desarrollo Social) designó aliados en Seguridad y Defensa, e independientes en Cancillería y Hacienda y Finanzas.
Esta estrategia, sin embargo, no refleja la proporción de bancas existente en la Cámara de Diputados ni en el Senadores. En el primer recinto,  UCR cuenta con 40 bancas, mientras que PRO tiene 41 y la CC-ARI 4. En el segundo, la UCR (10 senadores) tiene una marcada superioridad por sobre sus aliados: 4 senadores representan al PRO y 1 a la CC-ARI.
En términos de Amorim Neto (2006) se trata de un gabinete de coalición vaga o poco estructurada, en el cual el partido del presidente se reserva la mitad de las carteras, y con un grado medio de coalescencia, ya que la distribución no refleja precisamente la relación de fuerzas existente en el congreso. “Estos gabinetes se dividen entre un grupo de ministros con afiliaciones partidistas que representan en el seno del ejecutivo los intereses de las fuerzas políticas a que pertenecen y otro sector compuesto por políticos partidistas cooptados por el presidente sin el aval de sus partidos, por ministros extraparlamentarios (representantes de poderosas organizaciones civiles, empresariales y sindicales o tecnócratas) o por ambos”, explica el autor.
Gráfico N° 2. Distribución bancas Cámara de Diputados Argentina. Período 2015-2017.
Diputados_data completa
Fuente: elaboración propia en base a datos aportados por Parlamentario.com. En celeste FPV; en rojo UCR; en amarillo PRO; en azul oscuro FR; el resto son partidos provinciales o bloques unipersonales sin alineamiento explícito.
Gráfico N° 3. Distribución bancas Senado Argentina. Período 2015-2017.
Senado_data completa
Fuente: elaboración propia en base a datos aportados por Parlamentario.com. En verde claro FPV; en azul PJ Disidente/Peronismo Federal; en marrón UCR; en amarillo PRO; el resto son partidos provinciales o bloques unipersonales sin alineamiento explícito.

¿Cómo quedaría el Congreso Nacional? – Argentina, 2015-2017

Por Natan Skigin, Ivan Seira y Facundo Cruz

Coaliciones GICP realizó la siguiente infografía sobre el Congreso argentino, tomando los datos de Parlamentario.com. ¿Cómo es la distribución de bancas hoy en la Cámara de Diputados y el Senado? ¿Cómo quedaría si se repitieran los resultados de las PASO?

En Diputados, el próximo gobierno tendrá desafíos interesantes para construir una coalición legislativa mayoritaria. El Frente para la Victoria-PJ (FPV-PJ) perdería la mayoría, pero mantendría el lugar de primera minoría. En el Senado es otro juego: debido al calendario electoral de renovación de las bancas, al carácter mayoritario del mecanismo de asignación de bancas y al peso electoral del PJ, el oficialismo mantendría la mayoría en el recinto. Independientemente del resultado electoral que se produzca en la competencia presidencia.

Pese a no llevar candidato presidencial propio, la UCR, por su parte, seguiría siendo la segunda fuerza en ambas cámaras del Congreso. Es que, como dice Andrés Malamud, las “boinas blancas” siguen siendo la principal alternativa al peronismo en dos tercios del país.

Acaso el dato más saliente sea que PRO se acerca a la segunda minoría en la Cámara baja, pisándole los talones a la UCR. Parece que Macri entendió la importancia de construir en el territorio y la necesidad de tener una base parlamentaria propia. Sin embargo, aún con aliados será minoría, aunque ganase la presidencia. Porque la competencia a cargos ejecutivos y legislativos -muchas veces- van por carriles distintos.

Gráfico N° 1. Distribución bancas Cámara de Diputados Argentina al día de hoy y período 2015-2017 (según datos PASO).

DISTRIBUCIÓN ACTUAL
Diputados HOY
PERÍODO 2015-2017 (SEGÚN DATOS PASO)
Diputados PASO

Fuente: elaboración propia en base a datos aportados por Parlamentario.com.

Gráfico N° 2. Distribución bancas Senado Argentina al día de hoy y período 2015-2017 (según datos PASO).

DISTRIBUCIÓN ACTUAL
Senado HOY
PERÍODO 2015-2017 (SEGÚN DATOS PASO)
Senado PASO
Fuente: elaboración propia en base a datos aportados por Parlamentario.com.

Reforma Ministerial en Brasil – Rousseff ’14, octubre 2015

Por Natan Skigin, Ivan Seira y Facundo Cruz

Con los datos obtenidos de distintas publicaciones periodísticas (Diario La Nación e Infolatam) desarrollamos la siguiente infografía sobre el cambio en la coalición de gobierno de Dilma Rousseff, anunciado a comienzos de octubre de 2015.

Comparamos la distribución de poder interno de la coalición oficialista y medimos el balance interno entre los socios. Tal como se desprende de los gráficos, los cambios en el gabinete buscan reflejar una mayor equidad entre los socios mayoritarios de la coalición (PT y PMDB). La cual, por otra parte, ya se percibe tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado. En términos de Amorim Neto (2006) la nueva distribución de carteras ministeriales aumenta el grado de coalescencia del acuerdo: es decir, en el gabinete de ministros se refleja la relación de fuerzas existente en el Poder Legislativo.

Para más información se recomienda la lectura de las siguientes notas:

Dilma cede poder para proteger su gobierno“, Diario La Nación, 3 de octubre de 2015

 “Brasil: Dilma cede poder al centro derecha para evitar la crisis“, Infolatam, 2 de octubre de 2015.

Dilma Rousseff: cuando el objetivo es solo sobrevivir“, Infolatam, 1° de octubre de 2015.